jueves, 19 de diciembre de 2013

Otra propuesta de símbolo para la Anarquía Relacional




  

 


 El colectivo sueco "Interacting arts" creó este símbolo para Anarquía Relacional en 2006, "como un símbolo para aquell*s que rechazan las ideas normativas sobre cómo las relaciones deben ser organizadas"(1).


Por qué no me siento identificada con este símbolo: 


Me trae a la mente y al cuerpo la idea del amor, en un sentido sentimental. Entiendo que para otras personas la anarquía relacional no implica necesariamente una propuesta de cambio para la organización social más allá de las relaciones afectivas, para mí sí. 

Entiendo la monogamia no como una determinada forma/modelo de construcción de un vínculo afectivo concreto, sino como una forma de organización social. La Monogamia Obligatoria (de la que hablan  Desobedientes aquí y Nadia Rosso aquí), en la línea de la Heterosexualidad Obligatoria de Adrienne Rich y de los sistemas económicos, políticos y de pensamiento heterosexuales de Monique Wittig (especialmente en el texto "No se nace mujer" del libro del enlace), conceptos enraizados en el paradigma del sistema sexo-género de Gayle Rubin (de quien también os recomiendo muy mucho este otro texto). Una estructura social que genera posiciones de privilegio y posiciones de vulnerabilidad de forma sistemática.

En este sentido para mí la anarquía relacional implica necesariamente un cambio en la organización social, en la forma que se estructuran todas las relaciones sociales y no sólo en su aspecto afectivo. Y que de hecho, al plantear una reorganización de tiempos, espacios y energías con las que nos implicamos en cada vínculo afectivo en un esquema de anarquía relacional (desmontando activamente jerarquías y privilegios), reestructuramos nuestra red de cuidados y mantenimiento de la vida (también como red de producción/económica que nos sostiene/sobre la que nos sostenemos)(2).

En la anarquía relacional no se vale el escaqueo, todxs y cada unx hemos de asumir nuestros miedos, inseguridades y carencias. Todxs hemos de asumir los cuidados de cada vínculo. Todxs hemos de ir desvistiéndonos de privilegios en cada vínculo y reocupando los espacios y agencias que por estructura nos han sido negados (nada fácil). Pero sobre todo: descentralizamos la energía y proyección de las relaciones, de la monogamia obligatoria y nuclear en la que proyectamos 90% con la pareja y 10% amigxs/proyectos personales/familia/etc. a un punto de fuga que mueva energías a todos los otros puntos de la red. Una red afectiva que implica a mucha más gente que con aquellxs con quien tenemos una relación sexoafectiva (3).

Esta descentralización es para mí el punto básico de la anarquía relacional, y he dibujado este símbolo, con el que la identifico mucho más:

 

Los colores tienen que ver con la diversidad, en un sentido muy amplio. Por un lado, colorear cada nodo de color distinto para significar que cada vínculo tiene sus significados, sus propias dinámicas internas y sus propios códigos. Y por otro lado para significar que los sistemas de poder que cuestiona la AR son muy diversos y nos atraviesan de muy distintas maneras de forma simultánea, esto es, una mirada interseccional (4).







"El símbolo para Anarquía Relacional (AR, a veces conocido como "Radical Relations") fue creado por el colectivo sueco de arte radical "Interacting arts" en 2006 como un símbolo para aquell*s que rechazan las ideas normativas sobre cómo las relaciones "deben" ser organizadas."
Texto original: "The symbol for Relationship anarchy (RA, sometimes known as "Radical Relations") was created by the Swedish radical art collective "Interacting arts" in 2006 as a symbol for those who reject normative ideas of how relationships "should" be organised."

(2) Un ejemplo práctico: 

Ejemplo cartografía de afectos

Mira esta imagen y trata de imaginar cuanta energía e implicación dedicas a la construcción de los códigos particulares de cada vínculo o comunidad que forma parte de tu red -en la anarquía relacional la construcción de los códigos es trabajo activo y compartido entre todxs, colaborativo, de forma que los límites, principios, deseos, necesidades, etc. de cada persona hayan formado parte del proceso de construcción, a través de acuerdos, en lugar de asumir los códigos aprendidos culturalmente que nos llevan a reproducir estructuras de poder-. ¿Tu mapa de distribución de energías/implicación sería equilibrado? ¿estarías presente y activx en cada uno de los nodos? Y lo mismo respecto a los cuidados, tareas de cuidados y de mantenimiento/alimento de las relaciones: ¿quién asume más carga en cada espacio y vínculo? Imagínate esos mapas en 3D, con sus agujeros, sus acumulaciones, sus baches, sus cortocircuitos...¿hacia qué tipo de mapa quieres modelarlo?

(3) Un ejemplo de cartografía de los afectos es la imagen de arriba.

(4) En lo concreto elegí los colores de la bandera LGTB (no pongo más letras porque no tengo tan claro que otras comunidades se sientan identificadas con esta bandera, aunque haya cierta costumbre a meter todo bajo el mismo paraguas -LGTTTBQI...-) como un enlace visual, para explicitar que la anarquía relacional ha de tener necesariamente en cuenta el sistema sexo-género (dentro del cual tienen sentido nuestras nociones de identificación de género, de orientación del deseo, preferencia sexual, identidad sexual, etc.), reconociendo que este mismo símbolo de la bandera LGTB alberga sus propias contradicciones de poder. También pienso que la anarquía relacional tiene que tener en perspectiva otras muchas estructuras de poder, como el racismo, el capacitismo, el edadismo, y tantas otras fundamentales, aunque no tengo idea de qué modo a través de los colores podríamos significar cada una. Para mí la idea de los colores es que puedan ser coloreados los nodos con lo que en cada contexto tenga significado.


2 comentarios:

  1. He enlazado esta entrada desde una de mis páginas de Facebook. Si tienes algún problema con ello, dímelo y elimino el enlace.

    ResponderEliminar
  2. Gran trabajo. Un material muy útil para mis talleres aquí en Chipre y mi propio desarrollo personal. Ánimo y a seguir construyendo.

    ResponderEliminar