jueves, 31 de enero de 2013

Qué tal compañeras de viaje


No estoy segura de qué tal compañeras de viaje son las dudas...

Sé que hay dudas que me ayudan a caminar,
dudas que alimentan mi hambre de vida,
mis ganas locas,
dulces y revoltosas de construir
paso a paso,
boca a boca,
otras formas de mirarnos a los ojos
dudas que me hacen
no acomodarme
en el abrazo de mis Otras.

Pero hay veces que las dudas me ahogan.
No sé si porque son tan grandes
o porque yo me siento tan chiquita
Sé que tengo tanto miedo a invadir espacios ajenos...
Y también sé que hay dudas que me comen
que no son dudas sino miedos:

Miedo a reconocerme a mí misma
que aquello por lo que estoy apostando
no es lo mismo que lo que sueño.
Que me hace sentir segura
y respira feminismo con cuentagotas
pero no me hace despertar cada día
más libre, más linda, más loca.

Lo disfrazo de dudas
cuando en realidad es miedo,
miedo al dolor que pueda causar
decir claramente lo que no quiero.


1 comentario:

  1. Has puesto palabras a un sentimiento que tengo casi a diario.

    ResponderEliminar